Cuidados de la Piel

Una protección adecuada, una exposición gradual a los rayos solares y la aplicación de cremas hidratantes después del sol, cuidados de la piel imprescindibles.

Si has seguido estas fases durante el verano, habrás logrado el bronceado perfecto y habrás obtenido únicamente los beneficios del sol. En cambio, si te has saltado alguno de estos pasos, el sol puede tener efectos dañinos en la piel.

Para protegerse de los agentes externos y del riesgo de deshidratación, la piel dispone de una capa protectora natural: la película hidrolipídica, una barrera formada por una mezcla de grasa, sudor y un conjunto de sustancias biológicas capaces de retener el agua.

Durante la exposición al sol esta barrera sufre la agresión de los rayos ultravioletas. El resultado es una deshidratación progresiva que puede llegar a afectar a las capas más profundas de la piel.

Por estos motivos, a la vuelta de las vacaciones, es aconsejable iniciar un programa de mantenimiento que permita prolongar el bronceado y, sobre todo, devolver la hidratación y la suavidad a la piel del rostro.

Cuidados de la piel de cara al Otoño:

1. Exfoliar, el paso imprescindible

Limpiar la piel y exfoliarla es el primer paso para mejorar su salud. Con ello se eliminan células muertas, impurezas y rugosidades de la piel y se deja lista para recibir todos los tratamientos.

Para pieles grasas es aconsejable realizarse un scrub, ya que las micropartículas que contienen estos cosméticos ayudan a arrastrar las células muertas.

Las pieles normales y mixtas pueden usar exfoliantes tipo scrub o exfoliantes con AHA, también recomendables para las pieles sensibles o secas.

2. Mascarillas, reparación en profundidad

Una vez realizada la exfoliación, las mascarillas serán las encargadas de nutrir y reparar la piel.

Las que benefician la piel del rostro son aquellas con componentes regenerantes como las que contienen aceites nutritivos o minerales. Si la piel está muy irritada, se aconseja el uso de una mascarilla con efecto calmante.

Lo ideal para aplicarse una mascarilla es hacerlo cuando estamos relajados, por ejemplo durante la noche. Debes tener presente que las mascarillas se deben dejar actuar durante unos 20 minutos como mínimo.

3. Hidratar, día y noche

El último paso, fundamental para lucir un cutis radiante, es la hidratación en profundidad.

Mientras todavía estás morena, lo ideal es que hidrates la piel para prolongar el bronceado. Pero poco a poco las células que tienen un alto contenido en melanina irán desapareciendo, y cuando eso pase, es posible que se vean las manchas que hayan podido salir como consecuencia del sol.

Para tratar las manchas solares, lo ideal es utilizar despigmentantes, ya sea en formato crema o sérum. Por otro lado, debes recordar que la hidratación diaria durante la noche es imprescindible para una óptima regeneración de la piel del rostro.

Yo recomiendo:

 

Mascarilla de Nuskin para el cuidado de la pielExfoliante de Nuskin para el cuidado de la piel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Tri-Phasic White. Radiance Mask
  • Polishing Peel

 

CONOCE MÁS sobre Nuestros Productos INFÓRMATE de la OPortunidad de Negocio